Consumismo

Este artículo de Sergio Sinay ha sido la gota que ha colmado el vaso, que me ha impulsado a escribir sobre este tema. Tras esta entrada vendrá una relacionada con el ahorro de energía, en relación a los ordenadores y demás, tema que considero importante.

Cito del artículo la siguiente pregunta: “ Cuando tenemos sed o cuando nos lavamos la cara en la mañana, ¿qué es lo que de veras necesitamos? ¿El agua o el grifo?”. La pregunta me recuerda a cuando de pequeños en el colegio un compañero nos enseñaba un reloj con calculadora y le preguntábamos (muertos de la envidia) “¿Y da la hora?” o cuando bromeamos con que si un nuevo móvil es capaz de hacer café debido a la cantidad de funciones que tiene. Dado que la pregunta del grifo da para mucho y el artículo igual, quiero limitar esta entrada a lo relacionado con cacharros electrónicos y demás, que es de lo que entiendo.

Empiezo por los móviles. Gracias a tener un familiar trabajando en una compañía de móviles he tenido la oportunidad de probar algunos modelos con multitud de funciones, con el famoso Symbian, con cámara, con posibilidad de ver videos, escuchar música… siempre he acabado volviendo a un móvil que tengo desde hace 3 años, capado por Movistar pero que llama y envía mensajes, cumple con su función. Toda la gente de mi alrededor busca móviles con 3g, cámara, blutuz, videos, mp3…para ellos es algo necesario, tienes que estar conectado, a la moda, a la última. Los renuevan cada 6 meses buscando nuevas funciones y mejoras en el acceso a Internet y otros contenidos, cuando ni siquiera han aprovechado al máximo el “viejo”. En Japón por ejemplo es normal tener televisión en el móvil y otros contenidos, sus móviles tienen más funciones que los que están a nuestro alcance y se ha creado toda una cultura alrededor del cacharro en cuestión.

Esto mismo se puede aplicar a un ordenador, cuantas más cosas tenga mejor, pantallas más grandes, discos duros de cientos de gigas, todo con muchos megas, que pueda jugar a todo, que tenga un atractivo diseño. Ese es el equipo ideal para sustituir al que se ha quedado “viejo”. En este nuevo PC podré meter todas las películas que quiera, y la música, sin límite, sin preocuparme de si lo que almaceno me gusta o no. Este es el ordenador del éxito, a juego con el móvil vamos.

Me preocupa esta forma de ver las cosas, todo este consumismo. En primer lugar por el problema energético y medioambiental que tenemos, tiramos a la basura equipos electrónicos que no han sido aprovechados, cuya vida útil no ha terminado. Este tema lo trataré en la próxima entrada. Por otra parte, como dice en el artículo, tanto cacharro está haciendo que vivamos aislados, que no nos separemos de nuestro mp3, o móvil, que no nos paremos a reflexionar sobre lo que da sentido a nuestra vida, lo que nos gusta realmente hacer. Estamos más antentos a las noticias que aparecen en la televisión o los periódicos que a nuestros problemas personales o aspiraciones.

Desde aquí quiero compartir este artículo y animaros a que penseis sobre el tema, cosas como dejar de ver la televisión o seleccionar la información que realmente quereis pueden cambiar la forma en que os tomais las cosas. No sé cómo puede ayudarme en mi vida cotidiana ver la violencia gratuita y diaria de los telediarios, estar al tanto del último cotilleo o tener “I’m so lucky lucky I’m so lovely lovely” como tono de llamada en el móvil. Me parece asombroso que en un día de la semana pasada haya escuchado 4 móviles distintos con la misma melodía teniendo un móvil al que le puedes poner CUALQUIER canción. Esto con los móviles de antes lo comprendo, con los polifónicos no tanto, pero ya con los de ahora….Parece que la gente tampoco le echa tiempo a sus gustos musicales.

Bueno, termino ya, en la próxima entrada descargaré toda mi ira hacia el mal uso de los ordenadores y otros cacharros. Me gustaría que esta entrada no pase desapercibida.

La temporada de exámenes no ha hecho más que empezar, espero que mis resultados me animen (y no me obliguen) a trabajar más de cara a los próximos exámenes. Un saludo.

2 Responses to “Consumismo”


  1. 1 Wardog enero 23, 2007 a las 12:28 pm

    Hombre, gente hay para todo. Yo tengo un móvil que hace de todo (una QTek 9100). Y la aprovecho. Necesito algo que me avise de las cosas que tengo que hacer porque siempre voy de culo, algo donde leer pdfs y docs que no puedo leer ni en casa ni en el curro. Algo donde tomar notas, donde conectarme a internet para solucionar alguna mamonada.
    Pero conozco gente con móviles de la hostia que les han costado auténticos disparates. Que me lo enseñan. Y me dicen “tiene tal y cual y de lo otro un taco”. Pero ante la pregunta “¿Sabes usarlo?” o se quedan en blanco y se cabrean y se van. Porque no, no saben usarlo. De hecho muchos de ellos marcan el número en lugar de buscarlo en la agenda del móvil.
    En cuanto a los tonos de los móviles… Yo llevo “The legend os Solid Snake” para cuando llaman del algodonal, “1000 words” para cuando llama la Chuchi” y para el resto “Sephiroth”. ¿Friki? Bueno, pero es la música que me gusta… yo me entero de lo que está de moda por la Chuchi, que si no…

  2. 2 Katmio enero 23, 2007 a las 8:22 pm

    Está claro que hay gente para todo, los avances en la tecnología de los móviles son necesarios, gente como tú demanda esas funciones en su terminal y la tecnología lo hace posible. Lo mismo ocurre con los ordenadores, si en ciertos sectores se necesita mucha potencia de cálculo o cantidad de almacenamiento las empresas avanzan y mejoran sus productos para esos sectores, pero claro en la electrónica para que algún componente resulte rentable se tienen que vender miles de ellos, y puestos a vender, da igual el uso que le vaya a dar el consumidor.

    Yo mismo uso una Qtek 1010 (heredada) como agenda, para ver pdfs en la universidad y como calculadora avanzada, después de enredar mucho con ella le he encontrado esa utilidad, me la conozco de arriba a abajo, y por tiempo no me he atrevido a meterle linux.
    ¿Dices que tu melodía del móvil es friki? bah, la mía es un midi que me generó una página partiendo de mi IP, aplicándole reglas de autómatas celulares matemáticos. WolframTones se llama la página.

    Hace tiempo que leo tu blog, te admiro mucho y aún no me creo que te hayas pasado por aquí, como pringado que aspira a convertirse en BOFH es todo un honor. Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: