Energías desperdiciadas

Nuestras energías, las de los internautas. Entradas atrás os enseñaba el video de los tiempos exponenciales, donde se daban cifras, entre otras cosas, de la información que se creaba cada día en internet, de los millones de internautas, del flujo inmenso de datos.
No pretendo hablar del poder mediático de la red, demostrado recientemente con el caso de la revista “El jueves” y la campaña de márketing viral gratuita que ha recibido.
Hay otro poder, que se demuestra por ejemplo en las campañas de computación distribuida, cuando colaboras con proyectos científicos poniendo tu pc a hacer cuentas cuando no lo usas. Los ordenadores para eso de las cuentas son unas máquinas, pero no les pidas mucho más, a no ser que de alguna manera consigas que aprendan.
Como ejemplo pongo un trabajo que ha hecho mi hermano en su carrera, un clasificador de documentos. Se trata de enseñar a un ordenador a clasificar documentos, atendiendo a las palabras que aparecen en ellos. Para esto primero necesitas un diccionario de palabras, luego un ejemplo, un texto con párrafos ya clasificados. El ordenador mediante una operación “pesa” las palabras de cada texto, según su importancia, asociando por ejemplo dinero a temas económicos. Después de este entrenamiento ya estará listo para clasificar, obteniendo una eficacia cercana al 97%, según el tamaño del diccionario, el algoritmo y otros factores.
Resuelto el tema de los textos, podemos pasar a las imágenes…. o no. Nosotros los humanos sabemos reconocer formas y objetos en una imagen, sabemos clasificarla y reconocerla, un ordenador no. Como ejemplo teneis los capchas, esas imágenes con letras deformes que ponen como prueba nuestra naturaleza robot o humana, es una barrera contra el correo basura, ya que los spammers tienen que crear a mano las cuentas desde las que nos venden productos milagro. Bueno, realmente los spammers no las crean, de hecho contratan a gente para que se tiren horas resolviendo capchas, ¿veis? ¡eso es aprovechar nuestra energía! Salvo que el fin no es muy noble. Bueno, siguiendo con los capchas, y sin explotar a nadie, también hay otra forma de resolverlos, esto es, intercalándolos entre las fotos de las páginas porno. Los visitantes, para pasar de foto, deben rellenar un capcha, cosa que harán deprisa y corriendo…

Bien, volviendo al tema de las imágenes, queremos clasificarlas, como a los textos, esto ayudaría mucho a discapacitados, pues se crearían navegadores que leerían la información de cada imagen, describiéndolas a personas invidentes. Así mismo, si nosotros buscamos “perro” en Google Images, nos saldrían fotos con perros, no que se llamen “perro” y cosas así, resultados erróneos vamos.
Ya que los ordenadores, de momento, no saben clasificarlas, podíamos aprovechar nuestra energía, la que tenemos millones de internautas, y clasificarlas nosotros. Sí, es la llamada computación humana. Se trata de poner humanos a clasificar imágenes, ya imagino las colas en las oficinas de google para hacer ese trabajo. Está claro, no es divertido tirarse horas diciendo el tema de miles de imágenes, bueno, hagámoslo divertido.
Eso es lo que pensó Luis von Ahn hace dos años. Creó un sencillo y adictivo juego para clasificar imágenes. Dos jugadores, internautas, sin posibilidad de hablar el uno con el otro, reciben una misma imagen, y sugieren el tema de la imagen. Si los dos coinciden con un mismo tema, ganan puntos y pasan a otra imagen, de esta forma se obtienen varios adjetivos fiables (también hay métodos de control, revisión y prevención de trampas). Bien, pues en cuestión de meses, gracias a ese juego y a nosotros, se clasificó una inmensa base de datos de imágenes (de google, pues el tío fue contratado por ellos). También ideó un juego para reconocer figuras en una imagen, misma filosofía, dos desconocidos, uno recibe una imagen y una palabra, por ejemplo, recibe un jardín y la palabra flor. El otro recibe un recuadro en negro, este jugador debe adivinar la palabra flor gracias a los trozos de imagen que le descubre el otro jugador.
Por último un juego que intenta conocer el contexto de la imagen, si te aparece un tenedor el juego te propone frases como “El objeto sirve para …”, ” el objeto lo puedes encontrar en …”.

Creo que esta es una forma más inteligente de aprovechar nuestra energía, pensad en las partidas online a juegos flash, a parchís, al buscaminas, al billar… que se realizan cada día en internet en todo el mundo, juegos que simplemente entretienen, cartas, lanzar pingüinos, golpear pelotitas, resolver puzzles… No dejan de ser un mero entretenimiento, no aportan nada a nadie excepto a tí.

Supongo que os interesará la conferencia de la cual he sacado todo esto, os advierto que está en inglés rápido subtitulado, con lo cual, los subtitulos se hace dificil leerlos, yo me entero mejor escuchando al tío, pronuncia bien. Video en google, una horita, aquí:

Enlace al primer juego que he mencionado: The ESP game.
Espero que os haya gustado el tema, quiero retomar el ritmo de posteo, si es que alguna vez tuve uno, y no dejar esto tanto tiempo parado. Buen verano a todos.

1 Response to “Energías desperdiciadas”


  1. 1 Chema julio 22, 2007 a las 12:00 pm

    ¡Vaya! Por fin un nuevo post. Ya lo echábamos de menos. El texto estupendo, oiga, pero la conferencia la he dado por imposible. ¡Un saludo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: