Análisis: Grado SR-60

Ha pasado ya cierto tiempo desde que llegaron a mis manos, durante este tiempo su sonido ha ido mejorando y me ha permitido repasar y volver a disfrutar de muchas canciones.

Por los análisis que había leído esperaba que al escuchar las primeras canciones con el SR60 tuviera dolor de cabeza y echara de menos los graves. En cuanto a lo primero, no me costó nada acostumbrarme al sonido de los SR60 y tampoco tuve molestias al tenerlos puestos, las esponjas o ‘comfies’ son muy cómodas. Respecto al tema de los graves creo que la cosa es más subjetiva, comparados con los PX100, los PX100 ganan, tienen más graves, pero.. ¿son mejores? Yo creo que no. Los graves en los SR60 son impactantes, no desaparecen, pero no son los protagonistas en las canciones.
Otra cosa que resaltan de los SR60 son sus tonos medios y agudos, ahí estoy totalmente de acuerdo, en cada canción que he escuchado con ellos he descubierto algún instrumento o han aparecido coros. Esto se aprecia con archivos de buena calidad, CD’s… también según el artista, no esperes descubrir a una nueva Avril Lavigne.

Comparados con los Sennheiser HD595 de mi hermano (que apenas cojo teniendo mis Grado) los Grado tienen un sonido menos espaciado, intentaré explicarme. Tiene que ver con la capacidad de localizar los instrumentos, unas maracas por la izquierda, una guitarra que aparece por la derecha…con los HD595 se crea en tu cabeza una habitación y dentro puedes ir situando los instrumentos. Pues con los SR60 esa habitación es más pequeña, los instrumentos se siguen diferenciando, pero están más cerca de ti, impactan más. Es algo que caracteriza a los Grado, lo comentan en todos los análisis que leo, el sonido te da en la cara.
Este efecto hace que considere a los SR60 más divertidos, sabiendo que cuestan menos de la mitad que los HD595.

Por todo lo dicho arriba, si escuchas rock, metal, pop y derivados seguro que disfrutarás de estos auriculares. Para películas y otro tipo de estilos es más conveniente otro tipo de auriculares, cerrados o con más graves.

En resumen, no defraudan, son una puerta al sonido de calidad que pueden ofrecer auriculares que doblan y triplican el precio de los SR60. Te resultarán sosos si para ti son muy importantes los graves. Creo que es lo único que se valora de unos altavoces/auriculares, conseguir que vibren los cristales, sin llegar a hablar de los coches-discoteca, que además de ver como están tuneados estás obligado a sentirlos retumbando.

Puntos que resalto de su sonido: detallado, impactante.
Auriculares anteriores: Sennheiser PX100, en comparación, los SR60 suponen un salto apreciable en calidad de sonido.
Próximos auriculares: quizás haga un análisis de los HD595 de mi hermano, o quizás suba un peldaño en los Grado (SR125?SR225?), o puede que adquiera unos Goldring DR150… esto es un no parar, mi cartera va a odiarme mucho, por suerte no la comparto con nadie.

Un saludo, sonando Dire Straits, SR60 en ristre con esponjas HD414.

Grado SR60

P.D.: Con estas esponjas se obtiene una mejora en detalles al ser más finas que las de fábrica, para muchos además se mejora en comodidad. ¡Ah! y son amarillas😛.

2 Responses to “Análisis: Grado SR-60”


  1. 1 Chema enero 2, 2008 a las 1:07 am

    Corroboro lo que dice, los he probado.

  2. 2 Saintwolf enero 13, 2008 a las 7:26 pm

    Si Cancho certifica la veracidad del análisis me lo creo todo. Por cierto, la foto no es tuya, ¿no?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: